sábado, 8 de enero de 2011

Baño de Reyes

8 de la mañana, suena el despertador... el amago de gripe que he sufrido estos días nos impide levantarnos a la primera... poco a poco nos activamos, y tras un desayuno a base de sandwiches, plátanos, naranjas y café, ponemos rumbo a Biarritz. Las previsiones de 2,1 m. me hacían pensar que igual estaba demasiado grande. Victor y Josu habían salido antes que Amaia y yo para vernos allá a las 10. A las 9:45 recibo la llamada de Víctor. En la Cote des Basques el mar está tremendo, y no hay nadie en el agua. Y si ahí no hay nadie, es que la cosa pinta muy mal. Quedamos en vernos en Hendaya, que está más resguardado, y puede que tengamos un buen baño. A las 10:30 estamos en frente de la playa de Hendaya. De vez en cuando entra alguna serie que hace que no nos lo pensemos mucho. Realmente, es nuestra única oportunidad de darnos un chapuzón hoy; el resto de la costa está impracticable.
Ya en el agua, los 17 grados del exterior ayudan mucho a que la sensación no sea tan fría. Obviamente, los gorros colaboran bastante. El tiempo entre serie y serie es largo, por lo que nos dedicamos a bromear y a hacerle señales a Amaia, que se ha quedado en tierra sacándonos fotos, para que nos tenga localizados. Así da gusto!! Muchas gracias Amaia!!
El bueno de Víctor se la ha gozado con su longboard, mientras Josu y yo nos hemos tenido que conformar con un par de buenas olas,  y unas cuantas más sin mucha fuerza... Aunque algunas llegaban al metro de altura, no eran muy consistentes, y las buenas series se hacían esperar... de todas formas, y como siempre, ha merecido la pena.  

Sin darnos casi cuenta, ya estamos en el 2011. Sólo nos queda esperar que el invierno sea agraciado en cuanto al clima, y que le acompañen las olas... abril y Peniche quedan lejos, y hay que entrenar para llegar en buena forma.
La semana que viene recojo la tabla nueva en Essus, y si las condiciones lo permiten, hasta nos daremos un chapuzón en Zarautz... pero eso será la semana que viene.

No hay comentarios: