domingo, 30 de enero de 2011

Nuevas adquisiciones

Con este ya son dos fines de semana sin meternos al agua. El viento norte está haciendo estragos, ya que trae frio, mucho frio, y las condiciones para surfear no son nada buenas.
Aún así, este fin de semana hemos estado en Zarautz. Allí quedé con Sanse, el de Essus, que ya tenía preparada mi tabla... y por supuesto, la de Amaia.
La mía es una 6,2-20 1/4-2 1/2 y la verdad es que no pesa nada. Ni que decir tiene que tengo unas ganas locas de estrenarla. Espero que ahora esos días medio fofos sean más divertidos, ya que con la short de antes me quedaba muy justito...

La mejor parte fue cuando Sanse se fue a la parte de abajo de la tienda a por la tabla de Amaia. Ver su cara cuando puso la tabla encima de la mesa, no tiene precio... una réplica de la nose-pink de takayama con diseño de roxy... espero que la disfrute mucho tiempo. Incluso con este frío se está planteando entrar al agua. La motivación es el principal motor del ser humano. De momento, me parece que nos toca esperar por lo menos una semana a ver si las condiciones mejoran.

Estos días en los que no hay mucho que contar de nuestras aventurillas, voy a intentar explicar algunas cosas curiosas que se aprenden una vez que estás metido en el mundillo del surf. Una de las cosas que más me han llamado la atención, son las mareas.
Puede que alguno de vosotros sepáis que entre una marea alta y una marea baja hay 6 horas de diferencia. Lo curioso para mí, es su evolución. Durante las 2 primeras horas antes y después de la marea alta o baja, la marea sube o baja despacio. Y es entre las horas intermedias cuando más rápido se mueven. Por eso, si un pico funciona con marea baja, 2 horas antes de llegar a la bajamar, las condiciones ya son muy parecidas, y 2 horas después tambien. A partir de esa segunda hora, es cuando la marea va a subir a gran velocidad.
El otro factor que tiene mucha influencia y que es generalmente desconocido, es el coeficiente de mareas.
El coeficiente de mareas es una escala numérica que nos indica el nivel de subida o bajada de las mareas. En concreto, en nuestra zona de influencia de costa vasco-francesa, septiembre y octubre son los meses extremos ya que suelen darse coeficientes de 30 en bajamar y de más de 100 en pleamar, lo que implica que muchas playas desaparezcan o se conviertan en extensos arenales. Esta rapidez en la subida y bajada de mareas, junto con un gran temporal, puede provocar efectos increíbles, como los que vimos meses atrás.
En el mediterráneo, no hay apenas variación de coeficiente, pero generalmente, donde hay buenas olas, los coeficientes tienen bastante importancia.
Esperemos que el próximo baño no tarde en llegar.

1 comentario:

elcamperoinquieto dijo...

Buena pinta tiene esa nueva furgo!!

cuando vayas maqueandola por dentro a ver si pones unas fotiquis!!

Por cierto Bengoetxea y ruiz volvieron a ganar.....

Aupa!