miércoles, 25 de mayo de 2011

Una agradable visita

Durante la semana recibí un mensaje de mi amigo Erwan. Lo conocí en Fuerteventura, en diciembre de 2009 en la casa de Quiksilver en Corralejo, y compartimos buenas olas y momentos. La última vez que nos vimos fue en el surftrip de Sagres, a finales de Noviembre de 2010, donde compartimos aventuras, olas, casa y risas con Jan y Anthony. Desde el jueves iba a estar en Seignosse, en un surfcamp, y decidí ir a hacerle una visita y compartir alguna sesión.
Quedé con Victor en Hossegor, que es donde estaba Erwan ese día, y nos fuimos en su búsqueda. No tardamos mucho en encontrarnos todos, y viendo que en Hossegor era imposible surfear por el tamaño y el viento, y en Capbreton estaba todo el mundo pegándose por la misma ola, pusimos rumbo a Hendaya.
Allí estuvimos casi dos horas en el agua. El mar estaba un poco revuelto, pero lo suficientemente resguardado del viento como para que las olas entraran limpias y poder coger unas cuantas olas cada uno. Después, y dado que Erwan tenía que volver a Seignosse, nos fuimos todos a cenar a muestra pizzería favorita de Hossegor. De ahí, al camp de Erwan y vuelta a casa de Victor para dedcansar, que a la mañana siguiente, nos esperaba otro baño a primera hora.
El sábado a las 7 y media estabamos arriba, un poco más tarde de lo que nos hubiera gustado. El viernes nos pasó factura, y preferimos levantarnos un poco más tarde. Las previsiones anunciaban un poco menos de swell que el viernes, como así fue, pero la ausencia total de viento nos dejó el mar limpio y calmado, para disfruta de las series grandes, que eran de aproximadamente un metro. Al final dos horas largas en el agua, ya que al principio estábamos 4, y al final unos 10, con lo que el baño fue muy divertido y sin agobios. Beto se animó por primera vez este año, y como el día estaba tan bien, tuvo la oportunidad de disfrutar de alguna que otra ola. Espermos que se anime más veces.
El domingo Amaia y yo nos animamos a ir a Hendaya, pese a que las previsiones no eran muy optimistas. De camino, recibimos el mensaje de Erwan, que estaba en Hendaya al ser las condicones en el resto de la costa bastante duras.

Como llegamos a la hora de comer, aprovechamos para charlar con Erwan un rato, y de ahí, nos fuimos al agua, ya que Erwan tenía que comer con sus compañeros.
Ya en el agua, a Amaia y a mí nos costó encontrar el sitio en el agua, pero después de un rato, encontramos el lugar adecuado, y aprovechamos las series grandes para disfrutar de unas cuantas buenas olas, especialmente Amaia, que disfrutó de varias de ellas y ya le va cogiendo el tino. También aprovechó para probar lo que llamamos "la lavadora", es decir, sufrir un revolcón de la ola de 360 grados...
Hay cosas por las que pasamos todos, y "la lavadora" es una sensación que forma parte del surf, y todos los que lo practicamos, la conocemos a la perfección.
Como he dicho otras veces, este es un deporte de sensaciones, por eso es más que un deporte...

No hay comentarios: