jueves, 26 de abril de 2012

Y hubo baño de los buenos


La mitad de la semana ya ha volado. Todavía nos quedan por delante unos días en los que las previsiones son de un swell tremendo proveniente del norte y con fuerte viento sur disminuyendo a medida que pasan los días… a priori, las expectativas son muy altas.
Tras el rutinario desayuno de las 6:30 de la mañana, vamos a comprobar Lagido. Hay un fuerte viento sur que hace que esté totalmente off shore. Ya hay gente en el agua, aunque hay bastantes más preparándose para entrar. Decidimos comprobar cómo está la bahía, puesto que en su parte más cercana a Peniche el viento será totalmente off shore. Aparcamos, y comprobamos que estábamos en lo cierto. Las barras entraban perfectas, preciosas para alguien que ha venido en busca precisamente de esto.
Cuando empezamos a cambiarnos, algo falla. Aparece un traje de chica entre los nuestros. Si sólo hay 5 trajes y uno es de chica, alguien se ha equivocado al coger los trajes de la terraza… Toby a esas horas estaba totalmente dormido y no se ha dado cuenta. El traje es de una de las 2 irlandesas que se alojan en una de las habitaciones de la casa junto con otra japonesa. Aunque le animamos a que se ponga el traje de chica, no está por la labor y tenemos que volver a por el traje de Jan… justo el día que mejores olas tenemos.
Tras volver lo más rápido que podemos, entramos al agua y todo es perfecto. Estamos solos, olas de 2 metros en sus series mayores y el viento off shore completan un escenario perfecto. Nosotros hacemos el resto, cogiendo olas a derecha e izquierda y disfrutando como hace tiempo. Poco a poco va apareciendo más gente, aunque no es impedimento para estar más de 2 horas en el agua dándolo todo.
Después, una vuelta por Peniche y vuelta a casa a descansar. Una buena siesta y unas hamburguesas hacen el resto. Tras un buen rato de charla, volvemos al mismo sitio que a la mañana. Esta vez con mucha lluvia y viento cruzado que empeora las condiciones. Anthony prefiere no entrar, no tiene fuerza después del bañazo de la mañana. Como no ha parado de llover desde la mañana, decidimos cambiarnos en casa e ir directos con los neoprenos puestos. El mar ha cambiado mucho desde la mañana. Viene mucho más revuelto y rompe en masa, lo que hace muy difícil coger las olas. Duramos menos de una hora en el agua. Después de haber tenido una sesión tan buena, pelearse contra la naturaleza no merece la pena.
Así que vuelta a casa, ducha y a disfrutar de unas pizzas y el partido de futbol. Mañana el swell sube más todavía. No sé si los fondos de Lagido y Cantinho aguantarán semejante maretón. Nuestra única posibilidad sería Molhe del Este, que está más resguardado… We’ll see.

No hay comentarios: