jueves, 1 de noviembre de 2012

De vuelta a las clases

El fin de semana anterior, fui a recuperar mi tabla. La pobre all merrick flyer se había quedado partida en dos tras un mal cerrote, en uno de mis baños con Anthony y Jan en Zarautz.
Así que aunque la escuela estaba cerrada porque las condiciones eran nefastas para surfear, tuve la suerte de encontrarme con el que me arregló la tabla mientras me tomaba un café al lado de la escuela. La cicatriz que le ha quedado a la tabla es facilmente identificable, pero ha quedado perfecta para surfear.
 
 
Tras varios meses de actividad diversa, ya hemos vuelto a la normalidad. Entre ellas, las clases con Ibón Amatriain en la Pukas Surf Eskola de Zarautz.
Axier, David, Iker y yo recuperábamos una de las clases que no dimos a causa de las malas condiciones de la semana anterior. Víctor no podía venir.
Nada más llegar, un fuerte viento del suroeste no daba la bienvenida... offshore potente que se unía a un mar que iba a ir creciendo en tamaño a lo largo de la mañana. Hasta ese punto bien, pero el problema venía con la marea, que estaba bajando y al retirarse hacía que las olas rompieran a bloque sin dar mucha salida.
Tras un rato viendo  las grabaciones de sesiones anteriores en las que Ibón aprovecha para corregirnos los múltiples defectos de posición  y técnica que tenemos, nos decidimos por meternos al agua en la zona del puerto, más protegida del potente swell que estaba llegando y con unos fondos que permitían a las olas romper con más salida.
 
En el pico estábamos más de 10 personas, y había que esperar a la serie grande para poder surfear. Aunque hacia mitad de la playa las series eran enormes, cerca del puerto la serie no llegaba a los 2 metros, y se podía esta con tranquilidad.
Iker ha sido el que más partido le ha sacado a la sesión, con varias buenas olas, mientras que Axier, David y yo nos hemos ido con la sensación de no haber sacado todo el provecho que podíamos. Todos nosotros estamos de acuerdo en que el no venir asiduamente a esta parte de la playa nos hace perder seguridad en el agua, y nos cuesta encontrar el sitio. Supongo que será cuestión de tiempo.
 
 
Desde lo alto del puerto, nuestras fotógrafas Amaia y Alazne, han dejado para la posterioridad detalles de la sesión con sus cámaras, y, a parte de constatar nuestra mejoría surfeando, también dan buena fe de todas las correcciones que nos hace Ibón.
La mejoría es lenta, pero lo importante es que se mejora, y en eso estamos.

1 comentario:

Jan dijo...

Welcome back, Al Merrick :-) Looks like the shaper did a good job. Cheers, Jan