martes, 6 de noviembre de 2012

Un fin de semana completo

El viernes nos recibió con una temperatura cercana a los 20 grados y sol. El swell seguía muy potente y el viento sur constante. Pocos días al año se juntan todas estas condiciones, por lo que es casi obligatorio aprovechar semejantes circunstancias.
David y Axier ya estaban por la costa, mientras yo esperaba ansioso la hora de salida del trabajo para poder unirme a ellos. La marea a mitad de camino y subiendo, completaba un repoker de condiciones perfectas.
 

A punto de llegar a Hendaya recibí la llamada de David, para asegurarse de que llegaba a tiempo y de que no iba a perderse ni un minuto de un baño que prometía mucho. Como siempre, llegué puntual.
Cuando entramos al agua vimos que el baño se iba a parecer mucho a los del verano. La playa estaba repleta, tanto dentro como fuera. El buen tiempo del puente animó a muchas familias a pasar la tarde en la playa, y dado que las condiciones eran muy potentes, muchos surfistas de la zona de Anglet y Hossegor habían bajado hasta Hendaya para poder surfear. Hechando un vistazo rápido al line-up, más de 200 surfistas esperaban su turno... íbamos a tener que pelear por las olas.
Las series llegaban espaciadas, rozando los 2 metros las mayores. Tanto David, como Axier y yo no tuvimos mucho problema en coger las mejores olas. Una serie tras otra disfrutabamos de las condiciones. El único pero a toda la tarde fue la cantidad de veces que tuvimos que esquivar a la gente que, o bien remontaba en ese momento, o bien se dedicaba a pasar la tarde en el agua con una tabla sin saber surfear. Con semejante día no íbamos a estar solos en el agua...
Tras dos horas de disfrute absoluto, salimos casi sin fuerzas... nuestro pensamiento coincidía: Qué buena sesión... y ya verás mañana en Zarautz...
 
 
En el camino de vuelta a casa, recibí la llamada de Axier. Ibón le había comentado la posibilidad de cambiar la clase a la tarde, para coincidir con la marea alta... y suponemos que para poder surfear en Mundaka o Itziar durante la mañana en marea baja... así todos contentos.
Cuando llegamos a Zarautz, Axier, David y yo lo veiamos muy bonito... y duro a la vez. Cuando entraban las series, la cosa se ponía muy seria, pero dias como esos hay muy pocos, con el mar calmado hasta que asoma un desafío en el horizonte.
 
 
Ya en el agua David fue el primero en dar buena cuenta de la serie, cogiendo varias izquierdas que le dejaron emocionado para el resto del baño. Axier fue poco a poco pillándole el tono, y sobre todo en una derecha larga, que me pilló remontando, ví cómo la exprimía de arriba abajo. A mí me costó un poco más, sobre todo tras estar una eternidad, que en realidad fueron pocos minutos, en mitad de la rompiente tragando series de mala manera. Esto me hizo tardar en recuperarme un rato, pero finalmente acabé la sesión con unas buenas izquierdas.
Al final, caras de satisfacción en las duchas, y ganas de que llegue el fin de semana siguiente para poder seguir disfrutando.
 

No hay comentarios: