martes, 25 de diciembre de 2012

Final en Fuerte por todo lo alto

Al día siguiente volvimos al inside de la caleta. Esta vez el mar estaba más tranquilo y las series venían más limpias que el día anterior. Me metí al agua con la Resin8 que me dejaron Iza y Massi y la verdad es que disfruté bastante. Al tener una exactamente igual en casa surfeé muy a gusto.
Esperando las series más grandes, que rondarían el metro y medio, pude disfrutar de olas más largas, y aunque siempre había que sortear a alguien por el camino y que te podía fatidiar la ola, era mejor opción que pelearse con otras 15 personas por la misma ola.
El día me sirvió para seguir practicando las izquierdas, mejorar la posición de los brazos al bajar la ola y los impulsos para volver a colocarme en su parte más alta. El proceso, como todo en el surf, es de aprendizaje muy lento.


El 6 por la mañana nos dirigimos hacia el mismo sitio, solo que esta vez el mar había bajado un poco de tamaño... claro, había de bajado de tamaño en el inside de la caleta, pero en el outside, las series pasaban de los 2 metros con facilidad. Por eso, y dado que esta vez no pude disponer de la Resin8, y tuve que surfear con una 6'2''-18 1/2 y 2 1/4 de grosor, me decidí a probarme en una ola intermedia de menor tamaño que el outside... mi decepción fue terrible, al comprobar que con una tabla con semejante grosor no tenía nada que hacer. Era completamente inestable para mi nivel y coleccioné una caída tras otra, viendo como las olas eran de lo mejorcito que había podido ver durante la semana... qué importante es elegir bien la tabla, y sobre todo, no quedarse corto!!
Salí del agua con un sentimiento de frustración muy alto, sobre todo por ver que podía estar desaprovechando un día muy bueno de olas. De estas cosas también se aprende, y al final, saber que nunca hay que quedarse corto de volumen en la tabla, es muy buena enseñanza.


Al día siguiente ya era el último día en Fuerteventura. Las condiciones eran incluso mejores que el día anterior, con el mar completamente glassy, ausencia de viento, sol y unas series limpias que llegaban puntalmente a los 2 metros. Para colmo de bienes, por fin recibía la tabla reparada después de haber estado 2 días sin ella... era el día, sí o sí tenía que aprovecharlo.

Y así fue, desde la primera ola a la última, disfrute con las largas izquierdas, con las buenas olas que cogían Massi e Iza, y con algún que otro tubo del pro... si a eso le unimos el agua cálida y el sol, no tenía ninguna gana de salirme del agua.
Tras más de 2 horas en el agua, y ya casi sin fuerzas, salí muy contento del agua y con un cierto sentimiento de añoranza, ya que era consciente de que hasta bien entrada la primavera no volveré a disfrutar de una sesión con estas condiciones.

1 comentario:

Jan dijo...

Hola hombre! Nice booties :-) I know a guy who had the same pair!! Great to see that the surf virus has you under control. buenos fiestas y saludos di Suiza, Jan & family!