martes, 6 de agosto de 2013

Ya estoy de vuelta! I'm back!

Ya estoy de vuelta! Justo hoy han pasado dos meses desde la operación. Afortunadamente todo ha salido bien, y ya puedo volver a disfrutar de las olas. Un trozo de titanio en medio de mi corazón se encarga de que todo esté en su sitio.
Esta vez el periodo de espera se me ha hecho menos duro que la vez anterior, quizás porque manejaba unos plazos más o menos fijos, y no tenía la incertidumbre de saber cuándo podía volver a hacer vida normal.
El caso es que a los pocos días de la operación ya estaba haciendo caminatas, y a las 3 semanas ya empecé a hacer ejercicio físico muy suave, correr despacito, bici estática... cada día un poco más, comprobando cómo si al primer día me cansaba sólo de subir las escaleras de casa, a las semanas podía correr media hora sin notar cansancio.


Las alegrías han ido viniendo en oleadas... al principio, tras poder juntarme con el resto de surferos de secano a patinar. Han sido varios días los que nos hemos juntado para hacer unas bajadas y practicar los movimientos en seco... el skate, es muy bueno para practicar y corregir movimientos.
Fueron muy buenos los momentos compartidos con Axier, Josu, Victor y David esos días de calor y sin olas, en los que podía sentir que estaba cerca otra vez.
Pocas semanas después, en una visita al médico, el doctor me dijo justo lo que quería oír... "puedes hacer deporte sin ningún tipo de limitaciones" fue música celestial para mis oídos... y más aun cuando mi hermana le preguntó si eso incluía el surf y le confirmó que sí, que incluía el surf... vamos!!


Después de la gran noticia, un par de semanas por Portugal de vacaciones, en las que aprovechando que estábamos cerca de Sagres, probé a surfear un par de días... el primero sirvió para confirmar que me faltaba mucha preparación todavía, y el último, casi una semana después, para confirmar que cada vez estaba mejor.
Así que este fin de semana, primero por casa, con olas y con el alta definitiva, aproveché el viernes para una primera toma de contacto con Víctor en Bidart, donde el viento no nos dejó disfrutar de toda la sesión como nos hubiera gustado, pero sí que sirvió de buen entrenamiento.


El domingo fue el pistoletazo final a toda la recuperación. A las 9 de la mañana estábamos en Capbreton Iker, David, Víctor, Javi y yo... Amaia y Alazne de fieles acompañantes, no había más de 5 personas en el agua, y la serie llegaba al metro, por lo que fue un baño muy divertido, donde por fin me sentí como hacía meses, un poco más débil, pero con las mismas sensaciones.
Tras más de hora y media en el agua, ver a David partir la tabla en una orillera, sufrir todos unos cuantos revolcones, coger muchas olas y echarnos muchas risas, dimos por concluida la sesión. Había echado mucho de menos esos momentos... hay cosas que se valoran mucho más cuando no se pueden disfrutar.


A la tarde, aprovechando la puesta de sol, me di otro bañito... esta vez sólo, disfrutando de la soledad y la paz en el mar, ante la atenta mirada de quien ha estado todos estos meses a mi lado, sufriendo más que yo incluso, apoyándome y cuidándome todo lo que necesitaba y más... Gracias Amaia!!!

Por fin he vuelto y voy a dar mucha guerra! Pura vida!!

1 comentario:

Jan dijo...

yeah bro, good to gave you back in the water. september is coming pretty sooooon :-)