jueves, 3 de octubre de 2013

Un día con los pros en el quiksilver pro France 2013

El martes a la noche puse rumbo a Hossegor. Allí se está celebrando estos días el Quiksilver pro France 2013, como todos los años por estas fechas.

Una temperatura totalmente veraniega me dio la bienvenida, junto con una luz tenue... demasiado tarde para poder surfear. Tras cenar, me dirigía a la playa central cuando me crucé con Ignacio, compañero de escuela, que también se había acercado a ver el campeonato junto con varios de sus amigos desde Zarautz. Compartimos cena y cervezas amigablemente hasta que decidí que era hora de retirarse a la furgo... a la mañana siguiente, entraba un swell potente con periodo alto y la cosa prometía. Ya veríamos si surfeaba a primera hora o me dedicaba a ver el campeonato desde primera hora.














7 y poco de la mañana, mi reloj biológico me despierta como casi todos los días... salgo de la furgo y sigue siendo de noche... desayuno con calma y me acerco a ver el mar... los primeros rayos de sol iluminan un mar con condiciones épicas... totalmente glassy, con series de 2 metrazos y un periodo muy alto... va a haber tema!! A la que me giro veo a un rubio salir de una de las casas que están en primera linea... este me suena... es John John Florence... se va a entrenar un poco.. y cuando voy a cruzar la calle, un coche se para y deja salir a un tal Jordy Smith también listo para darse un baño... mientras decido si surfear o no, veo cómo los que están en el agua se hacen unos tubos y aéreos increíbles...decidido, y me quedo en La Graviere... un montón de gente piensa lo mismo que yo y se agolpa en la orilla.
Al acabar la free sesion, vuelvo a estar con John john quien muy amable acepta hacerse una foto con varios de los que estamos por ahí. Jordy Smith, muy simpático, también accede. Da gusto encontrarse con gente así.


Con el comienzo del campeonato, uno a uno los veo pasar por la zona de dorsales... aprovecho para hacerme fotos con muchos de ellos. Todos ellos muy majos, la verdad. Eso sí, tienes que estar con ellos una vez acabada la manga, de lo contrario, al estar concentrados no quieren que les moleste nadie.
Me llamaron la atención por su especial simpatía Joel Parkinson y Taj Burrow, sobre todo Taj, muy amable con todo el que se acercaba a su alrededor. Parko, justo después de surfear cambió el chip y se bajó a firmar algunos autógrafos y hacerse fotos con la gente... un gran detalle por su parte... creo que Mick fanning debería aprender algo de esto, ya que después de su manga no quiso atender a nadie. 
También estuve con el bueno de Aritz Aramburu, quien fue aún más allá, y ante mi petición, se bajó del stand y vino a hacerse una foto, gran detalle por su parte. 

El que merece un comentario aparte es Kelly Slater... se puede decir que toda la seguridad está pendiente de él, ya que desde que aparece hay una expectación continua... todo el mundo quiere ver, hacerse una foto y tocar a esta leyenda del deporte. No sé si habrá una estrella del deporte o la música que desprenda tanta admiración como él. Así que lo de hacerse una foto con él, como que muy complicado... 
Y ya centrados en el campeonato, ver surfear a estos fenómenos es una gozada, la facilidad con la que aparentemente hacen las cosas, y sobre todo la velocidad a la que las hacen es increíble. 
La última eliminatoria que ví fue la de Kelly contra Aritz... mucha diferencia, la verdad. En un día complicado, se nota la experiencia a la hora de elegir bien las olas, pero aun así Aritz dio la cara. 
Después del campeonato, me acerqué a ver como estaba Oceanides... los 2 metros pasados de La Graviere se mantenían y las 5 personas que vi en el agua, estaban más pendientes de que no les cazara la serie que de coger olas... así que hablé con Victor y quedamos en Bidart.


En Bidart las condiciones de periodo y viento eran las mismas, pero el tamaño era de metro y medio, así que perfecto. La marea estaba alta, pero al venir las olas con fuerza, rompían con suficiente antelación. La verdad que fue un buen baño, ya que estábamos solos en el pico que más nos gusta, y pudimos disfrutar de muchas olas, aunque con menos recorrido del que nos gustaría... nunca llueve a gusto de todos.
Y así, tras una hora y media de baño, puse rumbo de vuelta a casa a ver a mi recién nacida sobrina, que la ocasión lo merecía.


1 comentario:

Jan dijo...

Oooooooooiiiiii.... u r such a groupie! Haha