miércoles, 15 de enero de 2014

Hércules comienza el año

Durante los últimos días, hemos visto como la llegada de "Hércules" ha azotado las costas y lo que es mejor, ha despertado todos los spots de olas grandes. Gracias a internet hemos visto funcionar multitud de picos que permanecen adormecidos a la espera del gran swell, y esta vez, ha sido algo espectacular. 
Desde la costa portuguesa en todo su litoral, pasando por Irlanda y Francia hasta legar al Cantábrico, hemos visto la fuerza del mar en todo su apogeo. 

Justo antes de la llegada de "Hercules", Iban, Eder y yo nos fuimos a Zarautz un viernes por la tarde, a darnos el primer baño del año. Había muy poca gente en el agua, y las previsiones marcaban 2 metros y medio y periodo 18, con lo que no sabíamos muy bien con qué nos íbamos a encontrar. Justo antes de salir, un vistazo a las webcam y unas llamadas, nos confirmaron que había baño. 


Nos metimos por el puerto, donde había que esperar un rato largo a que llegara la serie, pero cuando llegaba, nos dimos el gustazo de hacer unas buenas bajadas. Poco a poco iba subiendo la marea, y al cabo de casi una hora, la ola había desaparecido, por lo que nos fuimos hacia el centro de la playa, donde seguimos intentándolo. Disfrutamos alguna buena serie, pero apuramos tanto que salimos del agua completamente a oscuras y con la marea muy alta... las ganas de surfear nos pudieron. 
Tras varios días en el dique seco, nunca mejor dicho lo de seco, y viendo el espectáculo de la naturaleza por la red, el domingo volví al agua. 


Esta vez junto con Ibán, Iván, Axier y Victor para dar clase con Jaime y Mikel de Surf Teknika. 
Quedamos en Zarautz a primera hora, con previsiones de 1,7 metros, viento sur y periodo 13, a priori, unas condiciones muy buenas. 
Al llegar allí, comprobamos que las condiciones eran incluso mejores de lo que nos podíamos imaginar. Siguiendo su buen criterio, fuimos a una izquierda que salía en el canal, y que rompía de manera espectacular. 
El pico estaba bastante definido, y estábamos solos en el agua todos menos Jaime, que esta vez se quedó grabando muy a su pesar. 


Nada más entrar, Ibán y yo nos vimos sorprendidos por la corriente, y nos salimos de sitio, lo que provocó que tras la primera ola, me quedara en la rompiente comiendo durante un rato que se me hizo eterno. 
Poco a poco nos fuimos haciendo al sitio, pero el espectáculo desde el agua era increíble. La perfección de las olas y su consistencia durante aproximadamente 45 minutos nos trasladaba a Indo, aunque hay que decir que esta vez, no supimos aprovechar todo el potencial que tenía esa ola. 
Todos cogimos varias de ellas, pero éramos conscientes de que estábamos desaprovechando una gran oportunidad. Aún así, todos salimos del agua contentos.


Eso está bien equipo, hay que mantener el espíritu y la actitud. Surfear una o dos veces cada semana o quince días, mantener al sponsor contento y compaginarlo con el resto, no es nada fácil. 
Está siendo un invierno muy bueno de olas, con fuertes swell y viento favorable para el surf. Todo está a nuestro favor, así que vamos a aprovecharlo. 

No hay comentarios: